Sara Sánchez

Piel de melocotón. Lo que para la gran mayoría de nosotros es la cascara de una fruta, para Sara es la historia de un hurón y su dueña. Recuerda con especial cariño este comic que su hermana le regaló cuando tenía 8 años y que juntaba sus dos pasiones: el dibujo y los animales. Aunque pensó en estudiar Biología o Veterinaria, al final se decantó por cursar Bachillerato Artístico en la Escuela de Arte de Oviedo, una especie de “tradición familiar” como ella misma dice, ya que tanto sus padres como su hermana estudiaron en el mismo lugar.

Graduada en Bellas Artes y Diseño Integral en la Universidad Rey Juan Carlos, actualmente está realizando un Master de Ilustración en la UDIT. La cultura japonesa ha sido una gran influencia en su obra, desde el costumbrismo oscuro de las obras de Inio Asano, a elementos más artesanales como el kintsugi (el arte de reparar las fracturas de piezas cerámicas con polvo de oro para resaltar el valor del paso del tiempo en los objetos). Esta artista simplifica los elementos y formas en sus ilustraciones para destacar la carga emocional en sus composiciones, consiguiendo así tratar temas complejos en composiciones simples.

Crudo Prints le propuso como temática Japón: Tradición versus Moderno.

Esta obra de Sara Sánchez realizada en 2024, es una ilustración digital en formato cuadrado de 35x35cm.

 

La temática de la obra trata la dicotomía del estilo de vida japonés. Todo aquel que se interese por este país asiático, se habrá dado cuenta de esta doble vida que parecen llevar sus habitantes. La convivencia de las costumbres tradicionales y artes, como la ceremonia del té, el arte textil de los kimonos, o el teatro japonés, y los modernos modos de vida, que incluyen una potente industria del manga, el anime y los videojuegos, hacen de Japón un lugar de contrastes y dualidades. Un tema nada fácil de afrontar, por su complejidad y por la multitud de aspectos y posibilidades.

 

Sara, ha elegido realizar una escena ciertamente inquietante que parece sacada de una novela gráfica japonesa. Algo terrible acaba de suceder a la protagonista, que se encuentra lavándose y curándose las heridas, agachada, en un baño público, sento, a la vez que dirige una mirada cargada de tensión hacia sus espaldas. Aunque no sepamos nada del personaje, podemos deducir que su historia tiene algo que ver con el mundo criminal, o el de los Yakuza, debido al tatuaje de dragón, Ryu, en su espalda.

 

La vestimenta y los elementos que rodean la figura central: los pelos en el desagüe y la pared, las chanclas y los pantalones remangados en la cintura, nos hablan de un escenario de barrio de clase trabajadora del Japón contemporáneo.  La postura agachada, las magulladuras en las rodillas, y las mejillas enrojecidas, muestran la vulnerabilidad del personaje, mientras que su tatuaje nos hace interpretar una persona dura proveniente de un contexto difícil. Encontramos aquí una de las primeras dualidades que muestra la obra. El espectador podría entrever algunas dualidades más, como la confrontación entre lo privado y lo público, lo que se muestra y lo que se esconde, lo voluntario y lo involuntario.

 

El uso de colores planos y la simplificación en las formas delatan la gran influencia que el cómic japonés tiene sobre la artista. Además, este uso de la técnica facilita que la atención del espectador se centre en la carga emocional de la escena. El uso del barniz UVI sobre el contorno del tatuaje de dragón sirve para resaltar la importancia de este símbolo, con múltiples interpretaciones en la cultura japonesa.

 

Sin duda, una obra CRUDA, que produce asombro e intriga, nos abre muchas preguntas por responder y nos transporta al contrastante mundo nipón. 

Aviso Legal. Todos los derechos reservados. Crudo Prints © 

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor revise los detalles en la política de privacidad y acepte el servicio para ver las traducciones.